Skip to main content

Ha llegado el gran día. Ese con el que llevas soñando tanto tiempo parece que por fin va a hacerse realidad. ¡El día de tu boda!

Nos encantaría formar parte de tu experiencia y que nuestras profesionales de belleza hagan magia para que brilles más que nunca. Solo tienes que confiar en nosotros.

Hoy queremos contaros la historia de Belén, una preciosa novia que confió en Selvarrosa y que nos ha permitido compartir con todos nuestros lectores su día especial ❤

Unos días antes de la boda

La semana previa a la boda comenzamos la aventura con ella. Una vez reunido el equipo de Selvarrosa con la novia, escuchamos sus necesidades e ideas para adaptar nuestros tratamientos a su tipo de piel.Dedicimos aplicar nuestro tratamiento más top en el rostro: el remodelante facial. Una auténtica maravilla de limpieza facial unida a un masaje drenante linfático que aporta luminosidad y elimina las toxinas del rostro. El resultado, una piel resplandeciente a la altura de la novia.

También queríamos poner a punto el resto del cuerpo, por lo que realizamos un tratamiento corporal drenante remodelante que activa el sistema linfático y favorece la circulación sanguínea, hidratando todo el cuerpo y devolviéndole la vitalidad.

El gran día

Una vez lista, quedaba esperar al gran día.  Algo nerviosa pero sonriente, Belén llegaba a primera hora de la mañana hasta Selvarrosa donde Lucero y Zoila le daban la bienvenida con algo calentito y rico para templar el cuerpo y afrontar el día con energía mientras ultimaban los detalles de cada paso.

Ya más relajada, comenzaba la fiesta. Para empezar, una manicura y pedicura muy delicada para que las manos y pies de Belén estuvieran perfectos. Comenzamos con una limpieza, seguida de una exfoliación tridimensional para continuar con el tono de esmalte. En este caso, un burgundy atrevido pero muy muy elegante.

Mientras tanto, pasamos al maquillaje. Belén tiene unos ojos muy expresivos, por lo que por poco que hiciésemos, sabíamos que iba a destacar.

Finalmente nos declinamos por una base de maquillaje natural que dejase ver sus pequitas, pero que aguantase todo el día sin problema. Para la mirada, unos tonos cálidos en marrón y eyeliner difuminado para profundizar, y una máscara de pestañas potente para definir y darle alas a sus pestañas.

Al tratar la parte superior del rostro con tonos más neutros, nos podíamos permitir algo más cañero en sus labios. Un rojo atrevido, divertido y sexy fue el elegido. Fue todo un acierto.

Una vez perfecta, le ayudamos con el vestido y todos los detallitos y voilá! La emoción se palpaba en el ambiente.

Gracias Belén por dejarnos acompañarte en este día tan especial y por inundar a todo el equipo con tu ilusión. Te deseamos toda la felicidad del mundo en esta nueva etapa.

Si estás preparando tu boda y quieres compartir tú gran día con nuestro equipo, no dudes en escribirnos para ponerte en nuestras manos. Será todo un placer. Nos leemos pronto!

* Fotos originales de Raúl Santano.

¡CONSIGUE UN 10% DTO !

Rellena tus datos y consigue un 10% de descuento en la compra de productos online.